Saltar al contenido

Aprender a utilizar el terminal de Linux

Si alguna vez habías querido aprender los comandos por los que se rige el terminal de Linux, estás de suerte. Aquí te vamos a mostrar los comandos que tienes que aprender sí o sí para convertirte en un experto en Linux.

¿Por qué utilizar el terminal de Linux?

La interfaz gráfica de algunas distribuciones como Ubuntu son fáciles de usar y al parecer bastante completos. ¿Y por qué digo al parecer? Porque te estás olvidando de una herramienta mucho más potente que cualquier otra que puedas encontrar con interfaz gráfica: la consola de comandos o el terminal de Linux. Con este no solo podrás hacer tareas básicas como copiar, mover, listar procesos, eliminar archivos o directorios, etc. Todo aquello que antes hacíais con el click derecho lo puedes hacer escribiendo, agilizando michas de las tareas o haciéndolas más completas.

Curso del terminal de Linux

Si te sientes con ganas de empezar a teclear comandos para el terminal de Linux estás de enhorabuena, porque en varios artículos te explicaremos como utilizarlo con sus diferentes acciones y parámetros. Una vez que te acostumbres a utilizarlo posiblemente pases de la interfaz gráfica para dedicarte única y excesivamente a teclear. Si quieres ser un verdadero informático o desarrollador tienes que tener muy en cuenta el terminal de Linux, puesto que es mucho más completo que la interfaz gráfica de un sistema operativo cualquiera.

Si sois usuarios de MacOS estos tutoriales del terminal os servirán a medias, puesto que al estar basados ambos en Unix tienen algunas semejanzas. Sin embargo, muchos otros veréis que no son compatibles o que en Mac se utiliza otro comando para esa misma acción.

¿Qué se puede hacer desde el terminal de Linux?

Como hemos comentado antes, funciones básicas como copiar, mover, eliminar archivos o directorios, listar procesos, crear nuevos archivos, instalar o desinstalar programas,… Pero esta lista no se queda solo aquí. También podréis crear scripts, pequeños programas con ordenes que se pueden ejecutar cada x tiempo y que nos permiten automatizar, por ejemplo, las tareas de un servidor.

No obstante, si tenéis acceso superusuario a vuestro ordenador las posibilidades se multiplican, pudiendo modificar archivos del sistema, una práctica bastante peligrosa se sabe muy bien lo que se está haciendo.